¿Tienes un jardín y quieres que se vea radiante este verano? Para conseguirlo, lo más importante es haber llevado a cabo un buen mantenimiento durante todo el año y realizar una serie de pautas básicas antes de que llegue el calor intenso. Hoy vamos a compartir con vosotros consejos para que vuestro jardín en verano sea el más llamativo de todo el vecindario, de esos que parecen sacados de una revista.

  1. Realiza una limpieza de tu jardín

Para que vuestro jardín en verano se vea lo más bonito posible, retirad las hojas secas y las partes dañadas de cada planta. De esta forma, favoreceréis su crecimiento natural y, además, lucirán más bonitas. Revisad también los setos y arbustos de vuestro jardín y retirad aquellas ramas que se vean dañadas o estén rotas así como las flores marchitas. A continuación, podéis realizar algún abonado con macro y micronutrientes para enriquecer las plantas.

  1. El riego

Durante esta estación es preferible que el riego se lleve a cabo durante la primera hora de la mañana o a última hora de la tarde para evitar que el agua se evapore con rapidez. Siguiendo este consejo, no solo contribuirás al cuidado de tu jardín en verano, sino también al ahorro de agua. Como último consejo, es mejor regar de forma generosa y en menor frecuencia que realizar varios riegos escasos. ¿Por qué? Porque de esta manera las raíces se desarrollarán hacía las capas más profundas en busca de la humedad.

  1. La importancia del césped

El césped puede perjudicarse mucho durante los meses de verano, por eso debéis prestar atención a una serie de pautas básicas y cuidarlo con delicadeza; al fin y al cabo, el césped es lo que definirá un jardín sano y cuidado, pues es lo primero en lo que fijamos nuestra atención. Lo esencial para mantenerlo vistoso y verde es que lo reguéis todos los días (cuando caiga el sol) y que no lo cortéis demasiado corto para evitar la evaporación. Y, por supuesto, acuérdate de retirar las malas hierbas frecuentemente. Otra solución para tenerlo siempre en buen estado es el uso de césped artificial. Cada vez la calidad de estos es mayor y reflejan más fielmente las características de un césped natural bien cuidado.

  1. Atención a las plantas de maceta

No es conveniente poner las plantas de maceta a pleno sol, pues las raíces se pueden sobrecalentar. Para mantener el jardín lo más cuidado posible, os recomendamos que coloquéis este tipo de plantas en espacios con sombra o en lugares que ni estén expuestos al sol en las horas más intensas del día, ni durante periodos prolongados de tiempo.

  1. Cuidado con las plagas

Con la llegada de las altas temperaturas, los hongos y las plagas pueden ser causantes de grandes daños para vuestro jardín en verano. Para prevenir que esto suceda, debéis aplicar el tratamiento más adecuado para vuestras plantas, siempre evitando rociar productos químicos en las horas con temperaturas más altas. Como consejo extra, para tener un perfecto jardín en verano, utilizad plaguicidas de amplio espectro y dejadlos asentar durante un día antes de regar las plantas.

Aquí tenéis algunas de las claves básicas para cuidar de vuestro jardín en. Aun así, cada uno es diferente y cuenta con unas necesidades específicas extras en función del clima de la zona, el tipo de plantas que contenga, el tipo de suelo, etc. Si tenéis dudas sobre cómo cuidar de vuestro jardín en verano y necesitáis ayuda profesional, nuestro equipo de Servicios Agrícolas Meliá puede ayudaros a sacarle el máximo rendimiento.

Y vosotros, ¿cuáles son los pasos que realizáis año tras año para cuidar de vuestro jardín en verano?